De los plenos mensuales y la representatividad de los concejales

En el pleno ordinario de ayer quedó patente otra vez cierto estado de embriaguez política. Un pleno con un largo orden del día donde casi la mitad de los puntos eran “dación de cuentas”, pocas soluciones a nada, y como no, la dosis correspondiente de reconocimientos de deuda y modificaciones presupuestarias. La verdad, no sé cómo a unas cuentas tan amorfas, y cada vez más, se les pueden llamar presupuestos municipales.

Las daciones de cuentas son una cosa que están muy bien. No se discuten, están predecididas y cerradas, y luego se utiliza políticamente lo que le interesa al grupo que las haya cocinado junto con su pinche. Es la política de hechos consumados utilizada para la política de la pancarta, de la fotito en Facebook, del eslogan de intenciones, de las medallitas … del populismo y el sentimentalismo al que un grupo de políticos siente predilección. Continuar leyendo “De los plenos mensuales y la representatividad de los concejales”

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)