Huelga de jueces, una huelga mal planteada

No he sido nunca partidario de huelgas sectoriales, ni de huelgas generales, salvo particularidades y casos concretos.  Creo que la definición de huelga de trabajo, debe responder a la protesta de aquellos trabajadores que reivindican para sí mismos unas mejoras laborales, sin las cuales su trabajo sería poco atractivo económicamente o por otras causas, mediante una protesta en forma de no realización del trabajo. Luego la huelga debería ser signo de condiciones de trabajo extremas, como digo, por razones económicas, ergonómicas, humanas, discriminatorias, justas etc etc.

Continuar leyendo “Huelga de jueces, una huelga mal planteada”

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Día del trabajador en la desaceleración

Hoy se celebra el día marcado en el calendario como el Día del Trabajo o del Trabajador. En otros países existe un día del trabajo (Labor Day en Estados Unidos) y otro del trabajador. Todos los años es normal que los sindicatos mayoritarios salgan a la calle para apoderarse de los medios informativos, las primeras planas y hacer unas reivindicaciones meramente simbólicas, porque al final se quedan en nada. Lo que los sindicatos necesitan modificar lo hacen a última hora y por medio de la huelga para llegar a una negociación, sin ni si quiera ponerse de acuerdo entre ellos, e incluso dejando los intereses de los trabajadores a un lado. Prueba de ello es la reciente huelga y negociación de los funcionarios de justicia, y también lo será la más que previsible huelga de funcionarios de cuerpos de seguridad del estado.

De todas formas, en la época de “desaceleración” que estamos viviendo, por no llamarla crisis porque le molesta al Presidente, la situación de los trabajadores merece una especial atención. Y es que la desaceleración económica está dando como resultado un incremento de aquellos que sin estar parados, están ocupados buscando empleo, y esto está ocurriendo ya desde hace unos meses. Desde luego, los titulares que se ven hoy por la prensa no hablan de nada de esto. La manifesto-celebraciones avanzaban bajo el lema “Igualdad, salario digno e inversión productiva”, o sea que poco se le dice al Gobierno de España para que ponga medidas de una vez ya para que se frenen las cifras de parados. Los sindicatos siguen muy en su línea de no criticar los postulados gubernamentales cuando éste está dirigido por una organización hermanada como es la socialista.

Y precisamente escuchando la radio, en un programa en el que hoy se hablaba precisamente de trabajo, desempleo, empresas etc la conclusión de muchas personas que llamaban es que, no solamente está creciendo el paro y decreciendo el trabajo estable, sino que tampoco se están poniendo en marcha medidas para crearlo. Decía un oyente que las famosas subvenciones de la Junta o del Gobierno no llegan para las nuevas empresas, ni para las innovadoras, ni para las que están creadas por mujeres, y que cada vez que se informaba todo seguía en trámite.

También me ha pasado a mí eso alguna vez hace unos años, después de asistir a la presentación de un nuevo decreto para subvencionar empresas innovadoras y de autónomos nuevos empresarios de mano del Consejero de Innovación, Ciencia y Empresa. Todo parecía tan maravilloso y tan fácil que casi iban a subvencionar a todo el mundo. Francisco Vallejo se explayaba vender una moto que luego sólo se ha llegado a reflejar en cuatro documentales de Canal Sur; uno de los subvencionados era un muchacho que quería se dedicaba a la doma equina, una empresa de complementos y de moda y no recuerdo las otras dos. La respuesta que me dieron a mí me la voy a callar.

La moraleja de todo esto que cabe pensar es que la creación de empleo recae en muy mayor medida en la empresa, y en la actual situación es a ésta a la que se le hacen las mayores críticas en cuanto a la precariedad, a la seguridad laboral o la estabilidad. Cuando hay algún accidente, no deseado por nadie, siempre se piensa en que hacen falta más inspectores, más leyes y más sanciones, no se habla nada en cuanto a poner mejores medios para las empresas a la hora de cumplir las pautas de obligado cumplimiento.

Las buenas condiciones laborales para los trabajadores han de conseguirse por medio de la necesidad para la empresa y del trabajador, no por medio de la obligatoriedad. De ahí que con las vacas flacas los primeros trabajadores en ser prescindibles sean los que luego cobran el paro.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)