Economía Colonial

Hada madrina socialistaDicen que estos días hemos entrado oficialmente en la precampaña electoral para la cita de 9 de marzo, en el caso de andaluces por partida doble. Y en estas elecciones van a ser especialmente claves los asuntos económicos, tanto por las fechas en las que estamos ahora y los acontecimientos que se están dando propios de esta cartera ministerial, como por las diferencias políticas entre los dos partidos mayoritarios.

 

Yo quiero referirme en este artículo en concreto a la economía de la Colonia de Fuente Palmera, pues igualmente viene sufriendo más altiBAJOS que otra cosa, desde antes de la famosa subida del Euribor.

 

Por desgracia, la deuda del Ayuntamiento de Fuente Palmera es algo ya que es como de la familia, o como ese que se acostumbra a ponerse un calcetín con agujeros, que al principio es incómodo, pero más tarde resulta normal y nada se hace por arreglarlo.

 

Desde entonces nos conformábamos con pensar en que alguna institución superior, la Junta de Andalucía, el propio Gobierno de España, o algún hada madrina con una rosa roja por varita mágica, vendría a alejar, de forma heroica y decidida, este mal trago de sus pobres contribuyentes (que por supuesto poca culpa tienen de la mencionada situación). También dábamos por sabido, que para que dicho pseudo-milagro tuviera lugar habría que invocar al hada repitiendo 3 veces su nombre. Bueno pero uno no quería gastar saliva ni hacer ya demasiado el tonto, bastaba simplemente votando a algún grupo amadrinado.

 

Hasta ahí todo parecía gozar de cierta lógica secuencial. El problema se dio cuando un cúmulo de irregularidades e ilegalidades inundan el panorama, y empiezan a confundirse deudas, con declaraciones en juzgados, denuncias, trapos viejos junto con los sucios… que hubiesen sido mejor omitir para que el hada no se espantase. Pero al final medio se espanta, aunque también queda mucho en la omisión.

 

Ya por último, nos queda el consuelo de que nuestro pueblo está hecho de una madera especial, y sus empresarios son capaces de echar raices en la más fría piedra, y de esa forma, compensar poco a poco tanta deuda con los impuestos que estos empresarios están amablemente dispuestos a pagar por tener el privilegio de saldar la deuda del Ayuntamiento de Fuente Palmera.

 

 

 

Hete aquí que llegamos a la situación actual,

 

  • en que el herario municipal sigue siendo deficitario, y sin previsión de gasto ni ingreso por no tener presupuesto.
  • en que el amadrinado parece no haber tenido tiempo para pasar por caja.
  • y en que la situación económica de la Colonia de Fuente Palmera, arrastrada por el resto malfunciones  en los indicadores económicos del país, se está aflojando más que notablemente.

Locales vacíos, obras y construcciones sin prisa, precios de inmobiliarias bajando y todo ello afectando lentamente al resto del sector servicios de todos los pequeños comercios. Inmuebles que hasta hace poco tenían el cartel de 30 mill. de ptas. se pueden bajar hasta 22. He llegado a oir que hasta 18 en caso de propietarios foráneos y compradores habilidosos. Pero aún así el número de “hipotecas en venta” no hace más que aumentar en Fuente Palmera, porque los vendedores todavía persiguen un suculento beneficio.

 

La nueva construcción se retrae, con lo que también se congelan los ingresos por licencia de obras, los cuales eran tan cuantiosos en ejercicios pasados (cuyos cierres presupuestarios están pendientes). Es obvio pues que habrá que compensar esta falta de ingreso, con un incremento en otro impuesto municipal o con otros. Los presuntos presupuestos se basarán en unos ingresos “flotantes”, sin plan de saneamiento y sin plan de viabilidad, así que sería probable ver algún casamiento en caso de salir adelante, que combinado con el horizonte de las elecciones, se juntarán con unas malas consejeras como son las PRISAS.

 

 

 

 

 

Las pequeñas empresas del sector, tienen que desplazarse más lejos para buscar tajos de trabajo buenos. Aunque realmente ya no sólo se va buscando un buen tajo de trabajo, si no que también es de mucho interés un cliente con solvencia, que aunque pague con papel, éste sea bueno.

 

Las empresas más grandes de la construcción tienen que minimizar costes, o poner al personal a barrer por la mañana y a limpiar herramientas por la tarde. Y todas las empresas satélites de éstas, que no son propiamente desplazables, de alguna forma tiene que maximizar su radio de acción para poder mantener el nivel de ingresos.

Empresas no directamente relacionadas con el sector constructivo, empresas del sector primario, pues como viene siendo costumbre en Fuente Palmera la falta de suelo industrial, tendrán que asentarse donde se lo oferten, aunque algunos de los que lo tienen ofertado pero no entregado, también tendrán que buscar donde asentarse, por falta de actuación en el Pol. Ind. Los Fruteros.

Proveedores y acreedores tendrán problemas de impagos con sus clientes, entre ellos los bancos, en una rueda que a la vez que gira irá aumentando. ¿cortarán otra vez la electricidad o el teléfono al Ayuntamiento?

 

 

Hay quien comenta que el mes de Febrero aún es peor para el sector servicios, pues es cuando llegan los pagos de la cuesta de Enero. Así que más vale apretarse de nuevo el cinturon hasta bien después de las elecciones, aunque todo lo demás siga siendo normal e inmovil. De todas formas es mejor pensar que los grandes analistas saben que las épocas de crisis son las mejores para comprar, o sea, que no hay mal que por bien no venga.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)