Bruselas otra vez tira de las orejas al Gobierno de España

Este martes 19 de febrero, la Comisión Europea ha tenido que volver a referirse a España para corregirla, en el sentido que queráis tomar de la palabra. En esta ocasión ha sido para sentarle los pies en el suelo, y es que el Ministro de Economía, y el propio Presidente, lleva tiempo confiando en un crecimiento del 3.1%, “mayor que la media europea” como tantas veces ha repetido.

Ya existían estudios de prestigiosos economistas, Morgan Stanley, Intermoney… que adviertían que en mejor de los casos, el crecimiento del PIB durante el 2008 será del 2.5%. Incluso el propio Joaquín Almunia le daba un 2.6% de crecimiento. El informe de Bruselas concretamente menciona que la economía española está encarando poderosos vientos en contra, y que se tiende a un aumento del gasto público. Al mismo tiempo, comenta que existe suficiente margen de tiempo como para mitigar parcialmente los efectos del descenso de la actividad constructora.

Parafraseando a Rajoy, el problema es por supuesto, que alguien que no cree estarEconomia España enfermo, no suele ir al medíco, no asume sus síntomas ni su diagnóstico y no toma sus correspondientes medicinas. Con lo cual, lo objetivo de esas previsiones da paso a intuiciones más pesimistas en caso de que siga gobernando el ciego optimismo.

La mayoría de diarios de economía reflejan fielmente esta noticia, Expansión, Finanzas.com, y efectivamente España, gracias al superhabit, puede permitirse a día de hoy incrementar su gasto público durante las vacas flacas, pero no indefinidamente.

Según Almunia, socialista exiliado al sueldo de consolación de la Comisión Europea, el principal riesgo para el presupuesto español, es el envejecimiento de la población, lo cual pone en riesgo también las pensiones y la educación.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)