Presión impositiva

Ha empezado el 2010 y hay que ir tapando los agujeros profundos y negros que las desacertadas medidas para paliar la crisis han dejado. Ya se advertía antes de que empezasen tantos planes, tantas subvenciones y tantos acrónimos poco serios. Planes para crear empleo ¿dónde está el empleo hoy?

A grandes rasgos, podemos decir que los planes han terminado -aunque hay algunos retrasadillos- y el empleo se fue con ellos, y así quedan únicamente los números rojos, ya no sólo en las cifras de parados, sino que también ha sido engrosada el dificit y la deuda del Estado. Así que el Gobierno de España ha pensado que hay que recaudar de alguna forma, o mejor dicho, de la forma que sea.

Dado que el consumo está tibio no se recauda mucho por iva. Como no hay contrataciones y el paro va en aumento, tampoco es una fuente segura la recaudación en seguros de trabajadores, retenciones o IRPF. Sólo queda una cosa que hacer: subir impuestos y aumentar la presión fiscal a la toda la base de los contribuyentes.

El IVA, un impuesto que paga todo el mundo, y sobre todo las economías más humildes, ya tiene fecha de alza. En Junio pasará de ser del 16% al 18%. Y ahí tenemos como un gobierno socialista sube los impuestos de forma nada selectiva.

Pero la noticia más impactante en el tema recaudatorio ha salido esta semana a través de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado. Esta organización denuncia las presiones que están sufriendo todos los inspectores por parte de los responsables de la Agencia Tributaria, y por lo tanto también, del Ministerio de Economía, para aumentar sus “objetivos” en un 15%.

Esto conlleva por un lado el aumentar el número de inspecciones por inspector, aumentando así la probabilidad de resoluciones injustas o erróneas. Y por otro lado quiere decir que el Gobierno está dando por sentado incondicionalmente que existe un 15% más de pymes y autónomos -a quienes va dirigidas estas inspecciones- que cometen fraude, y por lo tanto está aumentando la desc0nfianza y la seguridad.

Así que la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos ha decidio apoyar a la organización de los inspectores, pues consideran sin fundamento alguno el exigir un aumento de recaudación acotado, en base a fraudes no demostrados, elevando así la inseguridad jurídica y la indefensión del contribuyente; pues sobra decir, que cualquier persona física o jurídica que se encuentre ante una sanción tributaria, más le conviente pagarla antes que enfrentarse a la lenta burocracia y justicia española costeando de su bolsillo todo el proceso.

Tanto de lo mismo se puede decir de otra presión sancionadora, a todas luces también intensificada. Se trata de la de tráfico. Las multas se han generalizado y al gobierno se le ha ocurrido que lo mejor es darle a los conductores facilidades de pago. Y así nos encontramos ya a agentes con aparatitos para cobrar con tarjeta al infractor ipso facto. Además, el nuevo sistema le ofrece un trueque; a mi parece poco justo. El infractor que quiera, puede pagar inmediatamente obteniendo un descuento, pero renunciando así a su derecho de reclamación y defensa. Y aquí nos encontramos con otra situación de indefensión ante la abusadora presión impositiva para resarcir los errores de un ejecutivo fracasado, errado y perdido.

Esto debe ser algo que han pensado algunas lúcidas mentes de la cúpula socialista, pues algo muy parecido está pasando en mi pueblo, Fuente Palmera. Lo que tal vez no han debido contemplar esas lúcidas mentes es las consecuencias de toda esta “recolección monetaria al bolsillo del ciudadano en el primer semestre del 2010”. Poca duda cabe de que se retrasará, más si cabe, la llegada del crecimiento del PIB, estancará de nuevo el consumo después de Junio, y esto repercutirá en las cifras de empleo. Y dado que ya empiezan a sonar campanas de nuevo Plan-E, tampoco servirá esta presunción masiva de criminalización para reparar el saco roto del Tesoro Público, y el que tenga dudas de esto, que espere a Octubre.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *