Duelo de balbuceos

Lo confieso. Hace mucho tiempo que no asistía a un pleno municipal ordinario como público escuchante. El último fue el extraordinario de constitución de corporación, y no recuerdo el anterior. Y sinceramente, tenía un recuerdo más positivo que el que me dejó el del pasado lunes 21 de septiembre.

Por suerte o por desgracia, la política plenaria, al margen de mayor o menor pasión por parte de los portavoces en su exposición, se ha caracterizado por la vehemencia, la argumentación, la presentación clara y directa de las posturas, la presentación sin ambajes de la intención del voto y, en definitiva, la claridad al hablar, al exponer e incluso en dirigir el pleno. Todo con un mínimo rigor, educación, valentía, arrojo y saber estar.

Hay buenos ejemplos de concejales pretéritos que habiendo tenido el honor de representar a Fuente Palmera en ese pleno, han demostrado y mantenido esto, de todos los partidos, durante más o menos años. Espadachines de la oratoria. Puedo enumerar al menos uno de cada partido, pero no es mi intención ahora.

El pleno al que me refiero fue absolutamente antagónico a lo referido. A pesar del silencio casi completo, parece que los intervinientes se esforzaban en que no se les entendiera, en no explicar, en ahorrar saliva. No en vano, la decepción creo que no fue solamente mía, sino que en ruegos y preguntas, otro vecino tomó la palabra precisamente para manifestar que de haberlo sabido, no asiste a ningún pleno más.

Da la sensación que se está de acuerdo en mantener la mediocridad de la que venimos, para dirigirnos a la mediocridad que está por llegar en Fuente Palmera. Las tan señaladas elecciones municipales 2015, con la novedad de nuevos partidos, de supuestas nuevas ideas, de la aparente nueva segmentación de electores, del nuevo interés subyacente de la ciudadanía por la política, de la renovación de caras… todo ha quedado en un duelo del balbuceos en este pleno. Pleno por cierto, en el que una vez más se demostró, que es más fácil y más corto el procedimiento irregular para pagar facturas sin consignación, que bajar impuestos y disminuir gastos. Seguimos al servicio del caos queridos vecinos.

¿A qué es debido esto?

Pues puede haber varias causas. Se me ocurre que, como ya mencioné en un artículo anterior, la confluencia de ideario en torno al alcalde -que en 100 días parece haber perdido la voz para acostumbrarse a hablar al oído- haga necesario calmar las aguas revueltas, que ellos mismos enturbiaron, para evitar a toda costa lo que es tan necesario en democracia, que es la diversidad de ideas. El vértigo es otra razón por la que se puede estar dando esto también. Vociferar en la calle es más sencillo y gratuito, que hacerlo bajo la responsabilidad de un voto y el lapiz que escribe un acta. La responsabilidad de tener que pronunciarse y decidir cambia el caracter y el discurso, y si no que lo pregunten Tsipras y amigos.

Otra causa es el baño de realidad. Ideas puede haber muchas, y haylas. Pero al ver en primera persona el precarismo de las riendas de nuestro municipio hace que se recuestionen muchas prioridades, que a pesar de que puedan ser buenas y factibles, se sabe al mismo tiempo que no se llevarán a cabo aunque tengan 17 votos a favor, lo cual da lugar a un puro secuestro democrático por inoperancia, por desesperanza. Ver como los problemas se eternizan y como los asuntos pasan tantas veces por los plenos que echan raíces, desmoraliza a cualquiera que antes creyese estar en posesión del secreto de la alquimia. Ahora esos reinarán a través del teorema del ponerse de canto y de los gestos simbólicos.

De todas formas, sean cuales sean las causas, se confirma la tendencia del continuismo. Ya están todos los ingredientes, pero sólo a grandes rasgos. Permanezcan atentos. Los 100 días han pasado.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

2 opiniones sobre “Duelo de balbuceos

  1. La verdad, Rafa es que no entiendo muy bien lo que dices, probablemente sea problema mio, ya me lo esclicas cuando nos veamos. Saludos Pepe. A y tambien te animo a seguir escribiendo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Buenas,Me1s que la replantacif3n de la palemra, lo que me interesa saber es si a consecuencia del viento la palemra se parte y ocasiona daf1os en la vivienda. Ejemplo: tejas, ventanas, Gracias y un saludo. +1Vota esta respuesta:

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *