Comentario sobre el aborto

Comentario acerca del aborto dejado en el blog de un profesor de biotecnología en un artículo en que parece o intenta esbozar argumentos cristianos a favor del aborto.

Me parece muy bien que hayas leído tan a fondo la Biblia, pero creo que te has quedado en el Antiguo Testamento, y has hecho una lectura desde el método científico, o cuando menos, como quien hace una especie de síntesis periodística o un comentario de texto.
En cualquier caso, no creo que la cuestión del aborto responda a razones religiosas, lo cual no quiere decir que las distintas religiones, credos, filosofías de vida… haga una reflexión al respecto y a la luz de sus respectivas creencias.
La cuestión del aborto es un tema que la sociedad debe abordar y reflexionar no a nivel sólo de un individuo, sino de todo el conjunto, y plantearlo en la magnitud moral desde luego. No vale hacer lecturas ni juicios parciales, como creo que haces en este artículo, en el que el mismo se está pisando los cordones.
Supongo que, por la extensión de este artículo, conoces más de dos argumentos de los que somos provida, pero tal vez no los tengas en profundidad observados.
Un biotecnólogo como es vd. estará harto de ver como se reproducen las celular, de tratar con embriones, tejidos, adn… Tal vez la costumbre de ver eso te haga ver sólo conjuntos de células, a las que crees absurdo atribuirle o discutir sobre si están vivas o no, o si son un ser humano o sólo un zigoto. Cuanto más alta sea la barrera o el límite para definir lo que es una persona, tanto más nos deshumanizaremos, y aumentar esos límites, en este caso, estableciendo regulaciones según plazos, da cabida a ampliar más aún esos plazos, porque cualquier plazo será arbitrario.
De todas formas, el verdadero fundamento de los argumentos que se suelen dar para apoyar el aborto, me parecen muy vagos. Comparto el punto de vista con respecto a Femen, enseñar torsos femeninos desnudos acompañados de gritos tribales no inspira gran raciocinio. He de decirle que no he leído el artículo completo, porque he llegado a un punto que me ha parecido muy redundante y religioso. Pero si en el s.XXI disponemos de decenas de formas de, no ya regular la natalidad, sino incluso de regular la fecundidad, y supone, según mi punto de vista, un exceso tener que plantarnos en el extremo de matar, interrumpir, coartar una vida, una división celular o un nacimiento, llámese como se quiera.
El drama de una mujer que no quiere ser madre, es tan fácil o tan difícil de prevenir, tan sólo evitando el embarazo. Sólo las mujeres violadas son las que se enfrentan a ser madres, entiéndaseme en el buen sentido, sin consentimiento. Y los abortos por violación son una mínima proporción. En condiciones normales, una mujer no desea ser madre por cuestiones socio-económicas, ese es el drama. Hay que mitigar esas condiciones socio-económicas negativas, facilitar la maternidad y desmitificar el trauma, no ya del aborto, sino del parto y la procreación. También habla mucho de eso la Biblia, y la culturas no occidentales nos llevan ventaja en eso. Nuestra sociedad solo piensa en el presente, en el hoy, en el ahora, a todos los niveles, no sólo las mujeres.

Ni que decir tiene, además, que la fecundidad de una mujer es bastante limitada, creo que eso lo conocerá vd. Lo digo porque cada vez que oigo a alguien hablar a favor del aborto, parece que habla de mujeres que se quedan embarazadas cada vez que invocan al Espíritu Santo.

Creo que hablar del aborto como derecho, o como cuestión a solucionar por consenso, es como intentar consensuar la regulación cualquier otra cosa negativa para la sociedad, y llamarlo derecho individual.

Por mis palabras deducirá que sí, soy católico. No sé cuanto de mi ser católico ponderará en mi opinión con respecto al aborto, pero esa es una cuestión también de la dicotomía social de España. Hay muchos países en que esa inconsciente asociación de religión y antiaborto no se da. Por eso me parece una insensibilidad ligar Iglesia o cristianismo con estar contra el aborto, que es lo que parece que ha intentado desmontar en este artículo. No hace falta ser creyente para estar contra el aborto, ni basarse en doctrinas, magisterio o cuestiones de fe. No hace falta la fe para saber que de un embrión, con sangre o sin sangre, se desarrollará un bebé, que tampoco puede sobrevivir autónomamente, y que de ese bebé se desarrollará una persona adulta, completa, madura… Podríamos aquí filosofar acerca de que parte del “yo” de un adulto procede del niño, o del embrión. Muy seguramente las células que eran mi yo embrión ya nos las tengo en mi cuerpo. Y sin embargo, ¿podría haber vivido yo sin haber sido antes embrión de 4 células?

Un saludo. Le sigo en twitter.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Una opinión sobre “Comentario sobre el aborto

  1. Que tema tan complicado, la verdad que es facil ponerse en situaciones que son dificiles…
    Yo sufri uno natural y fue de las peores experiencias. Siempre se agradece oponiones al respecto :)

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *