Agua, recursos hídricos, acuíferos y riego

Entre el debate científico y político establecido ya a nivel global es bueno tener también una concepción global de la dimensión de lo que significa manejo racional del agua. A menudo entran en juego aspectos tan poco relacionados entre ellos como la ecología, la agricultura, el urbanismo y la construcción, flora y fauna, ocio… a la hora de hacer su evidente puesta en escena sobre el uso del agua. Pero el agua, nadie lo duda, no es infinita.

Desde luego, siempre que hablamos de agua hay que referirse al agua dulce, que es una mínima parte del total, pues a pesar de que las tres cuartas partes de la Tierra son agua, sólo un 3% de esa cantidad es agua dulce. Y aunque existen modernos métodos para la desalinización del agua de mar este proceso es costoso económicamente y ecológicamente para el rendimiento que se puede obtener de él, teniendo en cuenta que gran parte del agua dulce no es eficazmente aprovechada y termina formando parte de las masas oceánicas. Además, la fuente mejor aprovechable de agua dulce son precisamente las precipitaciones y de ahí el que muchos estudios relacionados con el agua empiecen siempre con los estudios de meteorología. ¿Quien no recuerda aquellos rumores tan idílicos de que la tecnología pudiera controlar la meteorología? No sé si se habrá llegado a algo o no pero sería, o está siendo, una ambiciona línea de investigación.

Mientras tanto, en la Península Ibérica tenemos que ser conscientes de que estamos en un clima Mediterráneo, propenso a las sequías y cuyas precipitaciones están concentradas en épocas muy concretas del año. Las sequías no son algo nuevo, ni mucho menos atribuibles a repentinas causas por cambio climático, por combustión de combustibles fósiles, gases invernadero. Durante el califato de Abderramán III, el territorio de Al-Andalus sufrió los rigores de la escasez de agua tal, como nos lo relata Ibn Hayyán en el Muqtabas V . Según este relato, en la segunda mitad del año 941, Córdoba y sus alquerías ven secarse sus aljibes y sus campos circundantes son totalmente estériles. Igual a ésta, existen numerosas referencias históricas sobre sequías preocupantes, las cuales van acompañadas de significativos aumentos de los productos agrarios.

La Organización Meteorológica Mundial propuso definir la sequía como la secuencia atmosférica caracterizada por el desarrollo de precipitaciones inferiores a las normales en un 60% durante más de 2 años consecutivos. Para nuestro país, el profesor Morales Gil propuso una reducción del 40% del total para el sureste y Levante y un 25% para las áreas del cantábrico.

En la Península Ibérica precipitación media anual está en torno a los 650mm, lo que multiplicado por la superficie, unos 583.254km2, nos da una cantidad de agua dulce aprovechable total de 379.115 hm3. Desde luego sería imposible lograr aprovechar o canalizar de forma efectiva todo ese agua, pero en España tenemos una mímima parte de capacidad de regulación con respecto a ese total. Es España existe una capacidad de regulación en embalses de algo menos de 55.000 hm3, y por supuesto nunca se llega al 100% de almacenamiento. A esto debemos añadir que la regulación de cada cuenca es distinta y los excesos de una no pueden suplir los defectos de otra.

Por otro lado, los acuíferos y las aguas subterráneas son almacenes de agua que no se van reponiendo directamente ni tan rápidamente como las precipitaciones. De modo que se puede considerar reservas de agua dulce muy limitadas y de difícil recuperación. Desgraciadamente muchas de estas aguas subterráneas se están agotando por una sobre-explotación dando como resultado un cambio ambiental local de la flora y la fauna allá donde aquellas subterráneas subyacían sobre el nivel del suelo. Y por esta consecuencia los grupos ecologistas están haciendo responsables a la agricultura. Aunque cabe el buscar un antecedente más profundo.

Al igual que la sequía es una característica en la Península Ibérica, de todos es sabido también que la principal fuente de PIB en España es el turismo y la agricultura, negocios que han cambiado mucho en los últimos 50 años y que están muy ligados al uso del agua dulce. Podemos considerar que la agricultura es, efectivamente, la responsable del agotamiento de los recursos hídricos subterráneos, pero sólo como consecuencia de una precaria tecnificación o modernización durante esos 50 años.

Donde se han utilizado tradicionalmente pozos para llegar al agua ha habido poca intención, de administraciones y de los propios regantes, de promover sistemas de riego nuevos, o mejoras para hacer un riego más eficiente, o infraestructuras para el almacenamiento de agua.

Durante ese mismo periodo de tiempo, y ahora que es el 60º aniversario del estado de Israel, este país se ha convertido en lo más puntero en riego, teniendo unos recursos hídricos muy parecidos a los de la península y unos aprovechamientos también similares. Son los pioneros en los cultivos hidropónicos y aeropónicos, los más tecnificados en filtrado y reciclado de aguas y los referentes en todo tipo de estudios científicos en cuanto al estrés hídrico en las plantas.

Sin embargo en España todavía estamos en un periodo pasivo de moratoria para las declaraciones de uso de pozos tradicionales y concesiones de aguas subterráneas, desde que hace 25 años estas tomaron el carácter de estatales. Son relativamente modernas las políticas para incentivar las puestas en riego y/o las modernizaciones y son todavía más recientes las políticas de Servicios de Asesoramiento a los Regantes (SAR).

Pero a pesar de ello, se tiende a criminalizar por delito ecológico a la agricultura y los campos de golf de Andalucía, Murcia o Valencia. A los de Cataluña no se les suele acusar de nada, Dios los salve. El agua es para que beban las personas, pero la agricultura y sus productos es para que coman. No sólo de agua vive el hombre, y la consecuencia más probable de que se reste agua a la agricultura es que la oferta de productos descienda y los precios suban.

Desde luego existen también consecuencias ecológicas, en última consecuencia, y con aguas de mala calidad o mal manejo, la desertificación. Este fenómeno tampoco es nada ajeno, es una realidad a la cual Andalucía está muy expuesta. La falta de agua, de vegetación o de cultivo, combinado con erosión fuerte conlleva un proceso de progresión geométrica hacia la destrucción del suelo, la pérdida de sus cualidades para terminar siendo estéril.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.6/5 (5 votes cast)
Agua, recursos hídricos, acuíferos y riego, 3.6 out of 5 based on 5 ratings

6 opiniones sobre “Agua, recursos hídricos, acuíferos y riego

  1. Que tal:

    Debe de existir una mayor conciencia por parte de todos para el cuidado del agua y todos los demás recursos naturales que requerimos para subsistir…

    La ecología tiene muchisimos aportes hacía uno, y lo único que sabemos hacer es dañarla, con eso nos perjudicamos a nosotros mismos…

    Ojala que las personas se plantearan la idea de mantenerse en armonía con la Naturaleza, cuidarla sobre todas las cosas, sin esperar a que salga alguna campaña , plantearlo desde este preciso momento porque esta en riesgo la existencia humana.

    Un cordial saludo desde la Universidad de León

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Yo diría que la naturaleza es la verdadera despensa de este mundo. El agua o el aire no se pueden fabricar para proveer a una población.
    Creo que la palabra clave es la sostenibilidad.
    Gracias por tu comentario.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  3. LA MATERIA NO SE PIERDE SE TFANSFORMA POR LO CUAL EL AGUA NO SE GASTA , SE UTILZA , .

    EL AGUA DULCE ESTA POLITIZA EN ESPAÑA A TOPE Y COMEN MUCHOS ZAMPA BOLLOS .

    QUE ESCASEE ES OURA PREMEDITACION ..

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
  4. EL ACEITE DE OLIVA NO ES BUENO ,GIRASOL MEJOR .

    NO QUEDA PETROLEO ESCASEA SE ACABA .

    NO HAY AGUA MUCHA SEQUIA CAMBIO CLIMATICO .

    CORRIENTE ELECTRICA , NUCLEARES…….

    DEMOSTRADO CUANTO ZAMPABOLLOS A COSTE DE ENGANÑO .

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  5. Disculpa por este email, aunque aparentemente no va con el tema.
    He estado viendo el generador eléctrico sencillo hecho con cartón.
    Si en vez de darle vueltas a los imanes, haces un electroimán con unos clavos y lo colocas en medio de la bobina, cambiando la polaridad de la corriente de una pila de 1,5v, obtendrás corriente en la bobina. La prueba te saldrá muy barata….

    Cansado de ver como le sacan el dinero a la gente con inventos inútiles.

    La energía no se crea ni se destruye (jamás y nunca se transforma) solo cambia de posición. La luz, calor, electricidad, etc. Son manifestaciones de la energía. Cuando en un sistema se le añade energía, esta arrastra la que esta en su entorno o afín a ella

    1º La electricidad se produce solo cambiando la polaridad del campo, se induce cd (corriente continua o directa) en el inducido de un generador, cambiando la polaridad de la misma, dejando un hueco entre los pulsos como lo hace la pipa del delco, +o-o+-o+o- recogiéndose en el colector la electricidad para la que este hecho el generador, sin movimiento del rotor, de esa electricidad se toma una ínfima parte se pasa a cd para realimentarlo. Y no hay más…… según Nikolas Tesla 1880 + o -, Clemente Figuera 1902-1909.

    2º Otra cosa para los curiosos…. Coged Mirra (resina de Commiphora myrrha) la calientas en una lata hasta que se carbonice totalmente, lavas el carbón que queda y veras unos cristalitos, estos cristalitos son diamantes. Puedes hacerlos del tamaño que quieras. Los gases de la mirra e incienso creo que son tóxicos hazlo en lugar muy ventilado. Según lo hayas calentado también podrás ver carbón sin cristalizarse completamente.

    Lo de los diamantes tiene que ver mucho con la energía y dará más posibilidades a la electrónica. Tienen una respuesta en nanosegundos, mientras el cuarzo tiene respuesta en microsegundos.

    Otra cosa que demuestra que no nos queremos dar cuenta de nada. Desaladora o energía producida por las mareas y olas. Imagínense un inflador de gomas de bicicletas, de unos 20 o 30 metros de diámetro, se fija a unos 60 u 80 metros en el fondo del mar (los japoneses son expertos en esto), el embolo se acopla a un flotador (buque) de unas 100 o 200 toneladas de desplazamiento, las mareas y las olas hacen el resto, el chorro de agua se puede regular así como la presión del mismo, se puede subir el agua a la altura que se desee o se puede provocar vació, etc. (en la isla del hierro están construyendo algo de esto pero con turbinas cólicas, ganas de gastar nuestro dinero en proyectos absurdos). las medidas son por poner un ejemplo, aunque parezcan grandes son en realidad muy reducidas para la cosas que se hacen en el mar.

    La verdad no se puede cambiar nos guste o no nos guste, la palabrería y los escritos si.

    Lo segundo pueden se algún millón…. lo primero se escribe con B de burro y con S de plural, la sociedad actual esta basada completamente en ello, y en tergiversar la verdad.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 2.6/5 (8 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *