Las tres opciones del alcalde tras el rechazo de los presupuestos

Ayer el alcalde Fuente Palmera y el resto del gobierno se encontraron de frente con una cosa llama democracia. Y por su forma de actuar no le sentó muy bien, a pesar de llevar tiempo convocando, condicionando ayudas y poniendo todos los ingredientes para que, como todos los alcaldes que han pasado han hecho, su propuesta sea la única válida.

Los presupuestos salieron rechazados ampliamente.

Ahora la cuestión es qué opciones hay, qué caminos puede tomar.

Creo que básicamente hay tres opciones:

  • Continuar con los presupuestos 2015, ya prorrogados en este ejercicio hace tiempo
  • Someterse a una moción o cuestión de confianza
  • Buscar consenso en torno a unos nuevos presupuestos

1 Claro que no se acaba el mundo cuando un ayuntamiento termina con un ejercicio presupuestario sin nuevos presupuestos para el siguiente (en alusión al comentario del portavoz de Jóvenes por la Colonia, que pareció ser tomado a risa). De acabarse el mundo en ese caso, debería haberse acabado el 1 de enero de 2016, pero no se acabó porque precisamente y de forma casi automática el alcalde firma un decreto de prórroga de los anteriores presupuestos.

La prorrogación es algo muy habitual en nuestro pueblo, en alguna ocasión incluso por más de un ejercicio. Lo que no es habitual, por desgracia, es que los presupuestos se acuerden, debatan y aprueben cuando está legalmente establecido, que es en el último trimestre del ejercicio antes de la caducidad del que esté en vigor.

Me ha llamado la atención que, y según las pocas palabras del alcalde ayer en el pleno, ciertas partidas ya estén agotadas para el próximo mes de abril. Eso quiere decir que este gobierno se ha gastado la totalidad de algunas partidas del presupuesto prorrogado que deberían haber gestionado para un año entero. ¿Cómo se han gastado en 4 meses el dinero para todo un año de limpieza de colegios, por ejemplo?

Si esto es así, continuar con el prorrogado con partidas agotadas debido a mala gestión, conllevará muchas consecuencias por irresponsabilidad. A final de este mes deberían presentar el informe de ejecución presupuestaria, donde se podrá ver si han gestionado sin previsiones, o dicho de otra manera, si han gastado sin tener presupuestos y dando por sentado la aprobación de su propuesta.

2 La ley establece un optativo mecanismo de huida hacia adelante en casos como este: cuando un gobierno ve desaprobada su propuesta de presupuestos. Se trata de la moción o cuestión de confianza. El alcalde básicamente pone al pleno en el aprieto dicotómico de elegir entre, bien confiar en sus presupuestos y seguir gobernando, o bien no confiar tampoco en él (al igual que no han confiado en su presupuesto) y automáticamente cesar como alcalde, en cuyo caso tendrían que elegir otro concejal como alcalde de entre los 16 restantes de la corporación.

Esto sería una decisión demasiado valiente para este gobierno y para el tiempo que llevan gobernando. Pero no sería inapropiada, dada la poca capacidad de articulación que están mostrando. En cualquier caso, IU y Podemos, a similitud de ciertos regímenes populistas, adoptaron en sus programas la convocatoria de un revocatorio, que debería venir a ser precisamente una cuestión de confianza, salvo que cuando hablaran de ello no lo hicieran en serio o pensaran hacerlo como la trampa que normalmente se utiliza.

De hecho, si se piensa en el bien de la Colonia y al mismo tiempo se advierte de lo catastrofista que resulta no tener unos presupuestos corrientes aprobados, la opción de someterse a una cuestión de confianza sería la más coherente.

3 Para un gobierno de 4 personas, no debería resultar difícil darse cuenta de que los que deciden son 17 (creo que eso no se le debería escapar a ninguno de los concejales). La potestad de aprobar un presupuesto no corresponde a un alcalde, ni a un gobierno. El máximo órgano de un ayuntamiento es su pleno. Es por eso que los vecinos somos los que elegimos esa representación del pleno.

Hasta ahora esos cuatro concejales han ido rellenando expediente al simular reuniones oficiosas e intentar encontrarse casi por sorpresa con los mínimos apoyos necesarios, fuera de los cauces institucionales. En el camino del diálogo no han dado ni un paso, y de poco les servirá refunfuñar como el niño que quiere imponer su juego al resto de los amigos.

Sus amigos les están diciendo “juguemos a otro juego todos juntos”, y el niño enfadado está respondiendo “se juega a lo que yo diga o me enfado”.

En Fuente Palmera tan sólo se ha dado, si no estoy mal informado, un gobierno transversal de concentración. Desde las pasadas elecciones municipales y con la composición del pleno (la cual cambió en perjucio de IU) el alcalde ya debería haberse dado cuenta de que él solo no llega a ningún sitio. Pero es que además ha tenido y todavía tiene, muchos factores que le facilitarían el consenso y el diálogo, (ya que prefirió un gobierno solitario y minoritario) pero se está distrayendo en otras cosas, que le llevarán por estrecheces. Pero en el momento que arranque una primera chispa en ese aspecto, será raro que tenga ningún problema con los acuerdos para el resto del mandato.

En cualquiera de los casos, creo que en el debate de ayer quedó mucho en el tintero por parte de los grupos que hicieron posible el rechazo de estos presupuestos. Fuente Palmera Información hace de altavoz oficialista destacando las partidas de gasto que aumentaron de cuantía, al igual que anoche insistió por varias veces el concejal de hacienda, pero me pregunto:

  • Cuáles son las partidas de gasto que bajan, teniendo en cuenta todas las que suben
  • Por qué IU aceptó hace un año la amortización de las nuevas plazas de Policía Local
  • Si el ayuntamiento siempre ha contado con sólo dos liberados a sueldo en el equipo de gobierno, ¿por qué necesitan ahora cuatro y a tiempo completo?
  • Si el planteamiento de los Fruteros es hacerlo por fases, ¿por qué lo plantean como si fuese en su totalidad?
  • Por qué se dejan partidas de dinero y/o remanentes por colocar en los nuevos presupuestos
  • etc etc

ACTUALIZACIÓN:

Acabo de ver la nota de prensa emitida en Facebook supuestamente por el “Gabinete de prensa y comunicación del ayuntamiento de Fuente Palmera” en el que una vez más, la que se expresa es la opinión y el punto de vista coaccionante del grupo de gobierno, y no del ayuntamiento. El ayuntamiento ya se expresó ayer, y esto es un uso fraudulento de las instituciones.

Habla de suspensión de partidas e inversiones, o paralización de presupuestos, dando a entender que ya estaban en marcha, cuando en realidad nunca han estado vigentes ni aprobados. Esto es otra cosa que los grupos de la oposición no deberían dejarse en el tintero, y pedir una rectificación por mera higiene institucional.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)