links for 2010-12-29

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

La desesperación por la crisis

Esta crisis, calificada como mundial, empieza en España a dar signos serios de desequilibrio social lamentable. Hoy un hombre mató a dos de sus deudores y a dos empleados de una caja, manifestando después que “ya estaba satisfecho”. Hace una semana escuchaba la triste llamada de un hombre a la radio, diciendo que su quehacer diario consistía en robar comida en grandes superficies para dar de comer a su familia. La desesperación se está abriendo camino entre quienes llevan mucho tiempo ya, sin ningún medio de subsistencia, sin trabajo o sin cobrar.

Muchas familias no cuentan ya con ningún ingreso mensual en casa, y la sociedad tiene un abanico culpables a los que consideran responsables de todo. Trabajadores culpan a empresarios, empresarios a bancos y gobierno, bancos al mercado, y mercado al consumo.

En varios artículos he hablado de las singularidades de la crisis en nuestro país, que poco tiene que ver con la que se pueda estar sintiendo en otros. Pero si bien puede ser cierto que pueda haber muchos culpables o responsables, tan sólo hay una institución que puede dar pasos hacia una solución.

Mientras tanto, también diariamente vemos como muchos que son trabajadores sin jefe -los que trabajan en empresas públicas de holgadas condiciones laborales- trabajan y cobran con la tranquilidad habitual, esto es, trabajar sin agobios ni preocupaciones y sin rendir lo que la moral de cualquier persona auto-obligaría. Siguen sin tener un sentimiento de deber ni corresponsabilidad, siguen pensando que el dinero público es inagotable. Y sin embargo escuchamos diariamente como las administraciones se tienen que endeudar periódicamente y tienen que subir impuestos de toda índole para cubrir gastos.

Existe una brecha insolidaria entre los desesperados y los despreocupados, que la media un juez sordo, mudo y ciego. Y cuando ocurren cosas como las que mencionaba al principio, encontramos análisis para vislumbrar las causas bajo microteorías sociales y circunstanciales. Y realmente, cada vez es más palpable como la crisis económica está destapando esa crisis de valores real que es el fondo de todo el asunto.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)